¿Qué es el Puerperio?

Según la RAE el puerperio se define como el Periodo que trascurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación. La definición médica nos cuenta que es el periodo que comprende desde el final del parto hasta la normalización de los cambios fisiológicos producidos durante el embarazo.

¿¿Alguna vez volveremos al estado “ordinario” anterior a tener a nuestro hijo?? ¿Realmente los cambios producidos sólo son fisiológicos o algo cambia en nuestro ser, en nuestra alma, cuando somos madres? ¿El puerperio termina realmente a los famosos 40 días?

Te propongo olvidarnos del tiempo físico, acercarnos al tiempo emocional donde nos encontramos mamá-bebé, rechazar la invitación a volver a ningún estado ordinario y adentrarnos en este periodo fusión madre-hijo, cuya duración hay que descubrir y valorar de nuevo, compartir nuestros miedos, nuestras aventuras y descubrimientos.

FELIZ INMERSIÓN!

martes, 23 de abril de 2013

Sanando la relación con nuestra madre


Buenos días
Hace unos días nos llegó este texto, el original en inglés, de Bethany Webster acerca de la Madre Interna, es un texto que nos inspira y que enlaza con el trabajo que estamos haciendo en UN LUGAR PARA MADRES, un espacio para desarrollar y cultivar la madre interna en cada una, para nutrirnos, cuidarnos y desde ahí poder acompañar a nuestros hijos.

También es un texto que nombra una situación que a veces recogemos en los talleres, la del desencuentro con la madre real y la necesidad de atravesar el duelo de la madre anhelada.

Espero os guste, la traducción la hemos hecho de forma conjunta Sophia Style, Monica Manso y yo.

“La Importancia de la Madre Interna: El Duelo por lo Imperfecto, el Encuentro con lo Incondicional:”
Autora: Bethany Webster
(artículo original en ingles publicado en Elephant Journal)
Si pensamos en nuestro desarrollo personal, la relación con nuestra madre sirve como patrón para la relación con nosotras mismas.
Como hijas, absorbimos de nuestra madre información sobre lo que sentía hacía ella misma, lo que sentía hacia nosotras, y lo que sentía hacia el mundo.
Aprendimos a tratarnos de la misma manera que nuestra madre se trató a ella misma.
Nuestra tarea como mujeres conscientes radica en transformar la madre interna dentro de nuestra psique creada a partir de nuestra madre biológica con sus limitaciones humanas en la madre que siempre necesitábamos y queríamos.
Podemos convertirnos en la madre que siempre queríamos –hacia nosotras mismas.
De esta manera, somos capaces de aceptar las limitaciones de nuestra madre externa, porque nuestra madre interna se convierte en la madre primaria con la que podemos contar, de formas en que quizás nunca hemos podido contar con nuestra madre externa.
Nuestra madre solo podía amarnos de la manera que podía amarse a ella misma.
En un momento dado, debemos enfrentar el hecho de que nuestra madre no pudo y no va a poder satisfacer nuestras necesidades de la manera que necesitábamos y queríamos. Esto significa pasar por un proceso de duelo. Un duelo por la forma en que tuvimos de compensar y sufrir la herida materna.
En el proceso de duelo, tenemos la oportunidad de darnos cuenta del hecho de que si nos sentimos amadas o abandonadas no fue por nuestra culpa. Sólo entonces podemos abandonar la lucha para demostrar nuestra valía en el mundo. En el proceso de duelo, también podemos tener compasión por nuestra madre y la carga que llevaba.
Al sanar tu madre interna, transformas tu vida más allá de lo que puedas imaginar.
Al confrontar este dolor, podemos darnos cuenta de que lo que pensábamos que era nuestro dolor es en realidad parte del dolor de nuestra madre que nosotras hemos llevado por amor. Ahora podemos elegir dejar esta carga. De esta manera, en lugar de atenuar nuestro sentimiento de culpa, podremos sentir la confianza en nuestros cuerpos y en nuestros corazones para así desarrollar un sentido de auténtica plenitud y amor propio.
Al convertirnos en la madre "suficientemente buena" para nosotras mismas, nos liberamos no sólo a nosotras mismas, sino también a todos aquellos que conforman nuestra vida.

Es un reto reconocer ante nosotras de que manera no fuimos amadas en nuestra relación con nuestra madre. Al recordar y ver lo cargada y abrumada que estaba pudimos pensar que éramos la fuente de su dolor. Esta "hija culpable" puede mantenernos estancadas. Una forma de liberar nuestra culpa es reconociendo la inocencia y legitimidad de nuestras necesidades infantiles. Es una forma de liberarnos de la vergüenza y bautizarnos a nosotras mismas en nuestra bondad y divinidad.
Una vez hemos atravesado el duelo por nosotras mismas, entonces podemos comenzar el duelo por nuestras madres y por todas las mujeres.
El duelo nos repone y nos fortalece.
Como mujeres, podemos sanar y darnos lo que nuestras madres no nos podían dar. Podemos convertirnos en nuestra propia fuente. El “dolor corporal” del colectivo femenino es sanado una a una. Y a medida que el dolor corporal femenino se cura, lo mismo ocurre con el dolor de la comunidad humana. Nuestra propia sanación no es sólo un regalo para nosotras mismas, también lo es para el mundo.
La herida de la madre es una gran oportunidad.
Conforme nos permitimos contactar con lo que se siente como un hambre antigua, inagotable para una madre inagotable, nos damos a luz a nosotras mismas en nuestra verdadera identidad – la matriz de luz- una fuente inagotable, desbordante de amor y abundancia que no depende de las circunstancias o condiciones. Entonces podemos vivir al servicio de lo que realmente somos- el amor mismo.

Bethany Webster es escritora y facilitadora y vive en el oeste de Massachusetts. Actualmente está trabajando en su primer libro, La matriz de luz: El poder de la Menstruación consciente. Facilita en colaboración un taller llamado “Sanando la herida de la madre” puedes visitar sus blogs en: http://womboflight.com y http://embraceofbeing.com.
Traducción al español por: Sophia Style, Mónica Manso e Isabel Villanueva
 Las próximas fechas para UN LUGAR PARA MADRES SON:

En Girona: Los miércoles de 10:00 a 12:00
Días 15, 22 y 29 de mayo, y 3, 12 y 19 de junio.
Ca la Lluna, Camallera (entre Girona y Figueras)
Inscripciones: sophiastyle.es@gmail.com / 972 79 50 45 / 676 254 833

En Valladolid: Los miércoles de 10:30 a 12:30.
Días 8,15 y 22 de Mayo, 5, 12 y 19 de Junio
Centro Red de Mar, C/ Enrique Cubero 156 1º Q
Inscripciones: reddemar@gmail.com / 656 57 32 69

En Palencia: Los miércoles de 16:30 a 19:30.
Días 8,15, 22 y 29 de Mayo 2013
Centro En Movimiento: Paseo los Frailes nº 7
Inscripciones: anagarcillan@gmail.com / 615 43 00 31

En Barcelona: Los sábados de 11 a 13h.
Días 11, 18 y 25 de Mayo, 8, 15 y 22 de Junio
Calle Consell de Cent 417-419 4º2ª.
Inscripciones: monica@maternidadconsciente.com • 630 917 545

Si estais interesados en más información de UN LUGAR PARA MADRES pincha aquí.

Feliz dia
Isabel Villanueva
www.reddemar.es

No hay comentarios: